Reparación de Transformadores – Transformadores Molina

Transformadores Molina - Reparaciones de transformadores

Reparación de transformadores

La reparación de transformadores de potencia y distribución es la principal actividad que llevamos a cabo en Transformadores Molina. Nuestra empresa cuenta con más de 60 años de experiencia en el sector, lo cual nos sitúa como un referente.

La opción de la reparación, en la mayoría de los casos, supone un ahorro respecto a la compra de una máquina nueva y un plazo de entrega inferior, lo cuál, ofrece al cliente la posibilidad de alargar la vida de su máquina.

El proceso de reparación se optimiza de la manera más eficiente para que la máquina vuelva a estar en servicio lo antes posible y el cliente se vea afectado el menor tiempo.

Contamos con el mejor equipo de profesionales especializados en dichas tareas de reparación, con una infraestructura dotada de todos los elementos necesarios, y con materiales de máxima calidad que nos garantizan la total certeza de que la reparación será efectiva y duradera, todo ello englobado en un estricto control de calidad que asegura la mayor eficiencia en todo el proceso.

Para los transformadores de potencia, disponemos de los elementos necesarios para la fabricación de bobinas con un máximo de 2,5 metros de largo, 2 metros de diámetro, y un peso de 5.000 kg.

Las bobinas se realizan sobre mandriles extensibles en diámetro, con lo que conseguimos una gran amplitud de medidas posibles, cubriendo de esta forma una amplia gama de potencias.

El diseño de los bobinados es el utilizado por la gran mayoría de fabricantes y posee grandes ventajas a la hora de su refrigeración, así como en cuanto a su resistencia mecánica para soportar, tanto los esfuerzos axiales, como los radiales,frente a una serie de anomalías o fenómenos transitorios entre los que podemos destacar algunos de ellos:

  • Cortocircuitos externos.
  • Sobretensiones de servicio.
  • Sobretensiones atmosféricas o de maniobra.
  • Sobrecargas en su régimen de servicio.
  • Etc.

Para el proceso de reparación, y tras la recepción del transformador en los talleres, en primer lugar se realizan una serie de ensayos y pruebas (si estas no se han realizado ya en campo) para determinar el alcance de la avería.

A continuación, se procede a desencubar y a realizar una inspección general de la máquina en la que se comprueban el núcleo, los bobinados, los elementos de regulación de que dispone (cambiador de tomas en carga, cambiador de tomas en vacío, etc.).

Igualmente se comprueba el estado del líquido refrigerante mediante algunas pruebas para determinar, en un principio, la rigidez dieléctrica y las partes por millón de agua disueltas en el mismo. Posteriormente se procede a realizar un análisis más completo del estado físico-químico y de gases disueltos.
Una vez analizados con detalle todos estos elementos, se informa al cliente de la intervención necesaria para reparar la máquina y fijar el plazo de entrega correspondiente.

Después del proceso de reparación, la máquina pasa al laboratorio para someterse a los ensayos eléctricos necesarios, según las normas, que determinarán si se encuentra en perfectas condiciones para su funcionamiento.

Nuestro laboratorio de ensayos está dotado de todos los elementos para la recepción de transformadores con los equipos y aparatos necesarios para la realización de los siguientes ensayos y medidas:

  • Ensayo de sobretensión aplicada hasta 300.000 voltios de prueba.
  • Ensayo de sobretensión inducida hasta 200 hz de frecuencia de prueba.
  • Medida de potencia e intensidad de pérdidas en vacío a 50 hz (pérdidas en el hierro).
  • Medida de potencia e intensidad de pérdidas en corto circuito a 50 hz y determinación de la impedancia de cortocircuito (perdidas en el cobre).
  • Medida de la relación de transformación y determinación del grupo de conexión.
  • Medida de la resistencia óhmica de los bobinados.
  • Medida de la tensión de reabsorción.
  • Medida del índice de polarización.
  • Medida de la resistencia de aislamiento.
  • Medida de respuesta de la frecuencia de barrido (S.F.R.A.).
  • Análisis de los aislamientos realizando las siguientes medidas:

– Medida del factor de pérdidas de los aislamientos (tangente delta).
– Medidas de capacidad, intensidad y potencia de pérdidas eléctricas.
– Medidas de intensidad y potencia de excitación a tensión reducida.
– En bornas capacitivas medidas de tangente delta y capacidad (C1 y C2).

  • Análisis del aceite con las siguientes medidas:

– Medida de la rigidez dieléctrica.
– Determinación de las partes por millón de agua disueltas en el aceite (método Karl Fischer).

El transformador, una vez montado en su lugar de funcionamiento, se somete a una serie de pruebas y ensayos para determinar si durante el transporte ha podido sufrir algún tipo de daño interno.

Una vez efectuadas dichas comprobaciones, se le realizan las pruebas de funcionamiento mecánico y eléctrico de todas las protecciones asociadas al equipo.

Ver más